Como hacer presupuestos que venden

Como hacer presupuestos que venden

Presupuestos que Venden

No dar la debida importancia a un presupuesto es un grave error, ya que para que estés redactando uno, es porque tuvieron que pasar muchas cosas antes.

En el caso de lo que hacemos en mi agencia, primero preparamos la estrategia para la campaña, se crean páginas web o landing pages, se trabaja en el contenido especifico, se lanza la campaña de publicidad pagada, se captan prospectos, se da seguimiento a los interesados, se genera un a cita y después viene el presupuesto… tienen que pasar muchas cosas, inversión de dinero y de tiempo, como para tomarlo a la ligera.

A continuación te voy a dar unos tips que a nosotros nos han ayudado a dar el empujón para la decisión de compra.

1.- Armar tres opciones

Cuando un prospecto nos pide cotización de un servicio “X”, le damos dos opciones más: “Y” y “Z”. Con costo más elevado pero con mayor oferta de valor, lo más aterrizados a sus necesidades. Quedando en el siguiente orden las opciones dentro del presupuesto.: Z Y X. Donde “Z” es el de mayor valor y “X” el de menor.

Prácticamente es para detonar la elección de “Y”. ¿Porqué? Porque es una solución más completa y cercana a lo que inicialmente necesita, obviamente si elige “Z” es un gran premio. Sin embargo, destacamos las características “Y” y el truco está en hacer una oferta irresistible, que en comparación con “X” el cliente vea que se está llevando algo más por aumento menor al costo, algo que es real. Importante no mentir ni hacer malas jugadas.

2.- Haz Paquetes

Aunque me adelante un poco con los combos, te sugiero que “Y” y “Z” sean paquetes de servicio o productos. O sea, incluye al producto principal, productos o servicios complementarios, crea soluciones integrales.

Por ejemplo, si tienes un consultorio dental y alguien va a revisión para presupuesto de ortodoncia, aparte del servicio regular, puedese ofrecer un material de mejor calidad con un paquete que incluya retenedores para el final del tratamiento, no se lo sugieras por separado, sino como una misma solución, obviamente premiando en el costo (o algún agregado) a tu paciente por llevárselo junto.

3.- Oferta irresistible

Crea una oferta irresistible por adquirir “Y” o “Z” con límite de tiempo, por ejemplo “si lo adquieres antes del miércoles te llevas (este adicional).”

Esto no ayuda a que el foco sean estas dos opciones y por un momento se olvide de “X”, y a acelerar la decisión de compra, aprovechando que la emoción está en un nivel alto.

4.- Letra chiquitas

Siempre se muy claro en que incluye y que no incluye el servicio o producto, que situaciones requieren costos adicionales, se lo más transparente para que no queden dudas, obvio al final y en chiquito.

5.- Precios sin impuestos

Es más fácil digerir los costos sin impuestos, agregando al final del número la frase “más impuestos” o “más IVA”, ej: $10 mil más IVA. O Colocando al final del presupuesto la leyenda “Este presupuesto no incluye IVA”.

6.- Costo x Inversión

Evita usar la palabra costo, y mejor usa inversión, aunque es muy sutil, hace una gran diferencia como lo procesa el cerebro.

7.- Confirmar recepción

Siempre que hayas enviado el presupuesto, confirma a toda costa que lo haya recibido. Esto es para abrir la puerta y dar seguimiento a tu proceso de cierre, es un compromiso mayor y evita el “nosotros te llamamos”.

Leave a Reply

error: Content is protected !!
WhatsApp WhatsAppeame