Emprender no es para todos

Emprender no es para todos

Este artículo lo quiero dedicar a los nuevos emprendedores, o los que ya han intentado iniciar un negocio más de una vez y han desertado.

Y así es, emprender no es para todos, he escuchado que emprender se ha convertido en una moda, lo único que se, es que hay muchos que desean la libertad que da tener tu propio negocio, así como tener mejores ingresos, aunque en la mayoría predomina la primera. Paradójicamente eres menos libre, al menos en un principio y de los mejores ingresos mejor ni hablamos.

Tener un negocio es una artesanía que se cocina a fuego lento, sin embargo mientras más rápido te muevas, más rápido vas a ver los frutos.

Un negocio jamás va a tomar vuelo contigo sentado allí esperando a que las cosas sucedan, o posteando en Facebook con tus amigos que ya abriste tu negocio, te tienes que levantar y hacer que sucedan. Va a requerir tu pasión y sacar esa persona dentro de ti que hace la magia.

Si no estás dispuesto a pagar los precios del éxito, entonces no estás dispuesto a vivir el éxito, que por cierto es efímero, pues todo el tiempo hay retos, caídas, sudor y hasta lágrimas. En mis entrenamientos hay veces que las personas lloran por los temas que se tocan, ya que hay situaciones por las que pasa un dueño de negocio que ponen a prueba su temple.

Y es que hay que hacer, experimentar, perder y fracasar hasta que tu negocio prenda, pero es necesario, el premio está en el camino, no en la meta. La libertad y los ingresos son la consecuencia.

Quitarte el miedo a perder

Perder es inevitable, fracasar es necesario, porque allí está el aprendizaje, hasta que no pierdes, no podrás valorar el significado de servir, y cuando aprendes a servir el universo se encarga de traer la abundancia a tu vida.

Se experto en un tema

A lo que sea que te vayas a dedicar, conviértete en experto, en el mejor, mientras más conocimiento tengas, más redituable será tu negocio.

Conocer nuevas tendencias, nuevos proveedores, nuevas formas crear y conocer a tu audiencia dentro de tu ramo.

Selecciona con quien pasas el tiempo

Tus amigos siempre serán tus amigos, pero cuando se trata de crecer, necesitas hacer dieta social y comenzar a juntarte con personas exitosas y que admiras, personas que te impulsen, haz amistad con otros emprendedores, conocer sus historias y escuchar sus éxitos son tesoros que no vas a encontrar en todos lados.

Ama lo que haces

Cuando vives lo que te apasiona y lo conviertes en tu negocio, los sacrificios no son sacrificios, los fracasos solo son eventos, haz lo que amas y no será un trabajo, se vuelve una misión de vida.

No esperes motivación

No esperes a que algo o alguien te motive, no vivas en función de eso, un dueño de negocio tiene que accionar aunque no esté motivado, este sentimiento no es constante todo el tiempo, está bien que aproveches los chispazos, pero si tu no te paras y accionas, solo serás un espectador con sueños e ilusiones. Las cosas suceden para el que quiere, elige y está dispuesto a pagar los precios.

Ten un sueño

Cuando tienes una meta, algo que te mueve las entrañas por dentro, es más fácil accionar, piensa en ese coche, ese viaje, esa emoción y deja que te inunde, es el mejor motivador, esto viene de adentro, no de afuera.

Leave a Reply

error: Content is protected !!
WhatsApp WhatsAppeame